Photo actu EATi

 

El ANSES acaba de publicar el 28 de septiembre 2016 un estudio de alimentación total infantil.
Los estudios de alimentación total (EAT) del Anses tienen como objetivo vigilar la exposición de la población a un gran número de sustancias presentes en los alimentos : residuos de productos fitosanitarios, contaminantes del ambiente, compuesto neoformados, toxinas naturales, aditivos, elementos traza o minerales, etc.
El régimen alimentario de los menores de 3 años ha portado más atención y cerca de 670 sustancias han sido buscadas.
Aunque los resultados obtenidos confirmar un buen nivel de dominio de los riesgos sanitarios a la presencia potencial de contaminantes en los alimentos, 16 sustancias han sido juzgadas como preocupantes.

Para 9 sustancias, la situación llama a una vigilancia partículas. Se trata de sustancias para las que un número significante de niños presenta una exposición superior a los valores toxicológicos de referencia:
- Arsénico inorgánico
- Plomo
- Níquel
- PCDD/F
- PCB
- Micotoxinas T-2 & HT-2
- Acrilamida
- Deoxinivalenol
- Furanos
Con respecto a estas 9 sustancias, el ANSES recomienda la puesta en aplicación o refuerzo de medidas de gestión con el objetivo de limitar los niveles de exposición (política de dominio de las emisiones al medio ambiente, control de procesos, establecimiento de límites reglamentarios o disminución de los limites existentes).

Para las otras 7 sustancias, el riesgo no puede descartarse:
- Aluminio
- Cobalto
- Estroncio
- Metilmercurio
- Selenio
- Cadmio
- Genisteina en los consumidores de soja
Para las sustancias para las que el riesgo no ha podido descartarse o no se ha evaluado, la agencia recomienda la adquisición de conocimientos complementarios.

 

Les invitamos a consultar el informe del estudio directamente en la web de Anses en el enlace siguiente:

https://www.anses.fr/fr/content/l%E2%80%99anses-passe-au-crible-l%E2%80%99alimentation-des-enfants-de-moins-de-trois-ans